Mi experiencia en el MIT BOOTCAMP

Actualizado: 26 jun 2020

En enero vi en las redes sociales un anuncio de MIT Bootcamp Deep Technology, lo revisé y apliqué inmediatamente. Luego me llegó una carta de aceptación... ¡no podía creerlo! Sentí una inmensa alegría, me esperaba una semana intensa en Boston, ¡en el MIT!




Aplicar al programa


MIT Bootcamps son programas intensos de innovación y liderazgo donde los participantes deben desarrollar una idea innovadora que incorpore tecnología. Algunos programas se efectúan durante una semana en las instalaciones del MIT en Cambridge y otros en diversos países como Brasil, Japón, Australia y más. Los organizadores y mentores son del MIT y los contenidos del material teórico y práctico son muy similares a los que se dan en las clases de emprendimiento principal en esta gran universidad (con la diferencia que son muy intensos). Estos programas permiten asimilar y desarrollar habilidades críticas necesarias para ser líderes e impulsar la innovación y la colaboración: trabajo en equipo, liderazgo, comunicación, refuerzo mutuo de objetivos y comentarios (link para ver más)


El MIT Bootcamp se caracteriza por lo siguiente:

  • La admisión es altamente selectiva.

  • El programa se desarrolla bajo el principio "mens et manus" (aprender haciendo).

  • Brinda la posibilidad de pertenecer a una comunidad global de innovadores.

  • Generar aprendizajes y retroalimentaciones profundos y puntuales de grandes mentores.

Estos programas están abiertos para personas de diferentes perfiles pero con dos características en común: innovación y pasión por la tecnología (experto o no experto).

La aplicación tiene dos fases: en la primera debes subir tu Curriculum Vitae, y algunos otros documentos en la plataforma, además de responder algunas preguntas técnicas y no técnicas; la segunda corresponde a una entrevista por medio de videos, donde tienes hasta 2 minutos para responder las diversas preguntas que te hacen, éstos serán grabados en la misma plataforma y ellos lo evalúan luego.

Finalmente, te dan la respuesta: aceptado o invitado para intentarlo en una próxima.


Proponen varios programas como Innovación, Internet of Things, DeepTechnology, Sports, y mucho más, los puedes ir revisando en su página y aplicar :3


{El costo de este programa es muy alto, podrías aplicar a becas, pero no tienen muchas de ellas. Muchos de nosotros pedimos apoyo de nuestras instituciones, profesores, familias, amigos.}


Junio llegó, ¡lista para el MIT Bootcamp!


El mes llegó y ya me encontraba en Boston, llegué unos días antes para tener tiempo de visitar la ciudad e ir de compras (recuerdos y libros). Me hospedé inicialmente en una pieza que encontré en Airbnb y luego me trasladé al HI Boston Hostel, que el programa recomendaba, muy cerca a una estación de metro.


Los organizadores del evento nos enviaron un mail con los detalles del programa, la logística y links del material, además del grupo de whatsapp para conocer a todos los bootcampers e interactuar. El evento empezaría el sábado 15 de Junio en la tarde, sin embargo, el jueves 13 y viernes 14 el grupo de Whatsapp empezó a notificar más y más mensajes con planes de conocernos, desayunar juntos, cenar y más. Así que sí, nos vimos para el desayuno del viernes y luego otros se reunieron para la cena. Nos presentamos cada uno con la siguiente línea: ¿Cuál es tu background? ¿Por qué te animaste a aplicar al MIT Bootcamp? ¿En qué estás trabajando ahora? ¿Qué quieres lograr con esta experiencia?. De esa forma, además de compartir y conocer a nuestros compañeros del Bootcamp, también podríamos estar junto a un gran contacto o amigo a futuro por proyectos o trabajos similares.


El día había llegado, los organizadores nos dan la bienvenida y dentro de nuestras credenciales tenemos un número y una palabra clave, en mi caso Equipo 1 y Blockchain. Entonces, hacemos la dinámica de encontrar a los otros integrantes del equipo utilizando conceptos que impliquen dicha palabra clave. Y como resultado 9 equipos de 6 personas, donde la construcción de los equipos fue minuciosamente distribuido, ya que nos encontrábamos personas con experiencia en administración, programación o electrónica, de esa forma los equipos podrían aportar en todo sentido para desarrollar una idea innovadora.


De la presentación de María Yang

El programa reunía a personas de diversos países del mundo, de los 5 continentes, ¡fue increíble! Los integrantes de mi equipo fueron Adolfo (México), Mauricio (Perú), Moe (Egipto), Creig (EEUU), Mohd (Malasia) y yo (representando a Bolivia). Y luego de una charla para presentarnos como equipo, iniciamos la semana. Entre las charlas técnicas donde además hicimos laboratorios de Internet de las cosas, realidad aumentada, robótica móvil y más, tuvimos talleres para emprender, buscar un problema, generar soluciones e ideas y pulirlas utilizando tecnología. Durante el segundo taller cada equipo debía proponer tres ideas en un Pitch Elevator, este concepto se basa en convencer a alguien de una idea genial durante el viaje en el ascensor que dura un minuto. Por tanto, cada equipo empezaba a lanzar sus tres ideas y todos nosotros y el director del programa generábamos preguntas o comentábamos que ya existe dicho dispositivo o aplicación. Eso ayudó a cada equipo para volver a plantear la idea, mejorarla y empezar a desarrollarla puesto que debía presentarse un prototipo el día viernes 21 de junio ante jurados e inversionistas.


Los días martes, miércoles y jueves fueron más intensos puesto a que además de escuchar y aprender de las charlas, y realizar los laboratorios, teníamos que avanzar en el prototipo en los tiempos libres del día. Y, por supuesto, quedarnos horas extras. Si bien el programa iniciaba a las 9.00 a.m. abarcaba hasta las 6.30 p.m., nosotros estábamos desde las 7.30 - 8.00 a.m. hasta las 00.00 a.m. o incluso más (el jueves estuvimos en el MIT hasta las 3.30 a.m.), ¡fue realmente intenso!


Nuestra idea inicial planteaba resolver el problema que sucedía cuando un grupo de amigos en el momento de retirarse de un restaurante perdían tiempo en dividir la cuenta. La idea fue evolucionando hasta que nuestro objetivo fue entregar una experiencia al cliente desde el momento de entrar a un restaurante, donde tenías facilidad de pedir lo que desees, registrar los costos y pagarlos minimizando el tiempo lo más que se pueda utilizando Internet de las cosas, Inteligencia Artificial y aplicaciones móviles. ¡Fue una buena idea!


A lo largo del desarrollo del prototipo, ya sea por nuevos cambios que se realizaban o por tiempos de ejecución que se posponían, los equipos tendían a atravesar por problemas internos, discusiones, leves en algunos y más fuertes en otros...Sin embargo, es algo que siempre pasará en un equipo de emprendimiento y como nuestros mentores lo mencionaron, es importante saber cómo manejar dichos momentos de tensión para seguir adelante con el proyecto.


{Teníamos una dinámica durante la semana, y era postear fotografías en Instagram de nuestras experiencias durante el programa con un hashtag particular y al día siguiente daban premios a los más creativos}




Día de la presentación.


Teníamos 8 minutos para convencer al jurado que nuestra idea eran buena y rentable. En la presentación, todos los participantes de cada equipo deberían hablar explicando el problema, la solución, nuestros dispositivos y detalles técnicos, el prototipo, los alcances deseados y etapas requeridas para el proyecto. Todos estábamos nerviosos y ansiosos pero el momento había llegado. Algunos presentaron un video de su prototipo, y otros el mismo prototipo corriendo a tiempo real. Como recomendación, es necesario tener un plan B, un video, por si algo no llega a funcionar en el momento de la presentación.


El equipo ganador propuso un sistema de seguridad para el usuario en el momento de manejar bicicletas, con el objetivo de maximizar la protección ante algún accidente. Fue muy bueno y el prototipo era muy avanzado.


Fueron anunciados en un almuerzo, a manera de festejo, del último día de una grandiosa semana llena de aprendizaje.



Un aprendizaje significativo (personal)

Quizá sea algo obvio para muchas personas, pero para mi es algo complejo.


Antes del viaje me encontraba en un momento muy indeciso, me gusta investigar y quisiera liderar un grupo de investigación en robótica en algún momento, además de dictar clases en la universidad ... entonces hacer un Doctorado sería la mejor opción.


Pero por otro lado me encanta la idea de innovar, tener una startup y que sea exitoso. Los videos de emprendimiento, testimonios, historias de como empezaron, lucharon y llegaron a ser grandes me emocionan. Y ahí se encontraba mi duda de qué hacer, se ven como caminos muy distintos, como una compuerta XOR, o era uno o era el otro, pero no ambos. Sabía que el programa del MIT me ayudaría y motivaría mucho, y definitivamente lo hizo. Sentí que la balanza se iba más hacia el lado de emprendimiento, porque hay muchas problemáticas que se pueden solventar con tecnología, pero aún había cierto peso en el Doctorado.


Me puse a pensar y los directores de este programa e invitados de las charlas tenían PhD en Ingeniería Mecánica u otro relacionado a la tecnología y también estaban en el mundo del emprendimiento, como el director del programa: un emprendedor, académico y hacker! (pueden ver más sobre ellos en el siguiente link). Por lo tanto, ahí quedó más claro! Podría hacer ambas cosas, ordenándolos y organizándolos, es decir, hacer el Doctorado primero y luego paralelamente y por continuidad realizar un emprendimiento! además de dictar clases e investigar... creo que ahí quedó todo lo que quiero hacer y entender que los caminos no siempre están distantes.


Bolivia en el MIT Bootcamps 🇧🇴


Respecto a Latinoamérica, habían muchos bootcampers de México, cuatro representando a Perú, uno de Colombia, de Uruguay, Chile, y dos representando a Bolivia, un amigo y yo. Lo extraordinario de esto es que él reside en Reino Unido y yo en Chile, y sin saberlo nos encontramos en el mismo programa, en una ciudad y un país distinto. Además, sólo nos vimos una vez en la vida en la Universidad Católica de Bolivia por un evento de nuestra misma carrera (Ingeniería Mecatrónica) pero de distintas generaciones. ¡Increíble! Esta foto es nuestra evidencia y queda para el recuerdo: Hanz y yo junto a Georgios, un gran instructor, y al estimado director del programa: Josh.



¿Qué rescato de esta aventura?


¡Sin duda ha sido una de las mejores experiencias que tuve! De las muchas cosas que aprendí, les dejo algunas de las más importantes:

  1. El inglés es sumamente importante, no sólo por la habilidad de leerlo o escucharlo, sino principalmente hablarlo. Te abrirá miles de oportunidades.

  2. Encontrar la forma de explicar tu idea, de que escuchen tu voz, siempre hay el modo de hacerlo: verbal, textual, gráfico, ... .

  3. Tener una presentación personal. Puede ser desde una tarjeta personal hasta una página web personal. En serio ayuda mucho a mostrar los proyectos en los que participaste, así como los intereses que tienes.

  4. Un perfil en LinkedIn actualizado y en inglés. Sí, es la mejor forma de hacer y mantener contactos.

  5. Expandir tus productos al mundo, nunca cerrarse a la ciudad, al país o el continente. Con la tecnología de hoy y el inglés puedes expandirte al mundo, sólo debemos ver el cómo.

  6. Un doctorado no siempre es divergente al emprendimiento.

  7. Puedes llegar tan lejos como tú quieras, eso implica aprender, apasionarse, y arriesgarse.

  8. Cuando los objetivos están claros, las horas del día siempre estarán bien invertidos, llegarás a casa a dormir profundamente para recargar energías.

  9. En los equipos siempre habrán discusiones o problemas, pero manejarlos y solventarlos es el reto que toda bueno idea deberá afrontar.

Sin duda la mejor experiencia hasta ahora, volveré a estar en el MIT de alguna u otra forma y de seguro con un mayor perfil, más ideas, proyectos, prototipos... Se puede lograr mucho si nos arriesgamos, siempre.

¡En el MIT!

(¡Más fotografías!) Ver galería

131 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo